Want create site? With Free visual composer you can do it easy.

“Un siglo ininterrumpido”

 

A principios de siglo la representación seguía llevándose de forma normal pero según narraciones orales durante el proceso de la Revolución Mexicana, estando el generalísimo Emiliano Zapata en Santa María Aztahuacan, preguntó a los habitantes del lugar cual era la tradición más importante de Iztapalapa, informándole que era la representación de la Semana Santa, pero que no era posible su realización durante ese año por falta de recursos, al enterarse de ello el general Zapata proporcionó caballos de su tropa y todo lo necesario para su realización. Con lo que se muestra que ni en los momentos de mayor problemática en el país esta representación se vio mermada.

 

A principios de la década de los años 20´s la representación se realizaba con normalidad pero en los años de 1926 a 1929 y con los conflicto de la guerra cristera la representación solo se realizó dentro del atrio de la Parroquia de San Lucas ya que fueron prohibidas toda manifestación religiosa por las calles de los pueblos de México y fue hasta el año de 1930 que la representación retoma la salida a las calles aledañas a la Parroquia de San Lucas y llevándola en esta misma década a las faldas del Cerro de La estrella donde se celebraría la Crucifixión de Cristo utilizando el Cristo de bulto que actualmente se encuentra en el altar mayor de la parroquia de san Lucas para posteriormente fuera subido en la misma cruz que cargo el joven iztapalapense que daba vida a Jesús de Nazaret. .

 

Entre los Años 1940 y 1950 se aumenta el recorrido de la procesión por las calles principales de los barrios de Iztapalapa no incluyendo al Barrio de San Miguel por la lejanía de este realizándose la representación únicamente los días jueves y viernes Santo.

 

Una década después entre 1950 a 1960 y con la pavimentación de avenidas como ermita Iztapalapa, las nuevas calzadas y el entubamiento de canales como el de la viga y Churubusco fue lo que permitió que más visitantes nacionales se acercaran a esta escenificación razón que hizo que esta representación creciera aún más facilitando la llegada de muchos más visitantes de nuestro país y despertando el interés de visitantes extranjeros.

 

Para los años 60´s y viendo una representación más consolidada se toma la decisión de aumentar el paso de la procesión por el único barrio que no cruzaba esta, el barrio de San Miguel logrando así realizar este recorrido por los 8 barrios de Iztapalapa. Haciendo de esto el símbolo de unificación entre los pueblos prehispánicos de Axomulco y Atlalilco y dando mayor relevancia a la escenificación pues cada año eran más y más los interesados en participar activamente en esta tradición, y es en esa misma década en la que los medios de comunicación le toman más interés a la tradición mostrándola al mundo como una tradición arraigada de generación en generación.

 

A principios de la Década de los años 70´s y observando que el atrio de la Parroquia de San Lucas ye era insuficiente para llevar a cabo la representación de escenas tan importantes como la Ultima Cena y el lavatorio de pies, el juicio de Jesús, es como se toma la decisión de trasladar la representación a la Explanada Cívica del jardín Cuitlahuac logrando con ello consolidar esta tradición como una de las más grandes y significativas en el valle de México.

 

Para los años 80´s y ya con una representación que fue creciendo y tomando un lugar importante dentro de las actividades de esta delegación se aumentan escenas a esta representación y con ello se motiva aún más a los habitantes de estos barrios a seguir participando ya sea como atores principales o como nazarenos y mujeres de pueblo y a mediados de esta década donde se empieza a observar que los números de visitantes nacionales e incluso extranjeros crece de manera considerable tomando entonces a esta escenificación como el segundo evento masivo más importante de la ciudad de México únicamente después de la peregrinación del 12 de diciembre a la basílica de Guadalupe.

 

Para esta década de los años 90´s y viendo la importancia que ya había adquirido la representación y con el firme propósito de preservarla y defenderla los entonces miembros de la mesa directiva de la semana santa en Iztapalapa deciden iniciar las gestiones necesarias para conformarse bajo las leyes como asocian civil y es en el año de 1994 que se establece oficialmente el COMITÉ ORGANIZADOR DE SEMANA SANTA EN IXTAPALAPA A. C. Estableciendo así la protección y resguardo de esta tradición para las futuras generaciones y preservando todos los años de trayectoria e historia que ya se había formado en torno a esta gran representación.

 

La representación de la Semana Santa ha prevalecido y no se ha interrumpido, dando constancia que es un factor de cohesión social y arraigo para los iztapalapenses.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.